Ilusiones


Cada tanto me agarra la etapa reflexiva donde empiezo a pensar si mi vida esta yendo por donde me gustaria que vaya.

Uno empieza a fantasear con otra clase de vida...viajes, curiosidades y grandes aventuras. Entonces uno puede entrar en la idea que su vida no esta yendo por donde queria que vaya, entra, para mi, en una trampa.

Vivimos en una sociedad demasiado informada, ultraestimulada por television, radio, cine e internet. En estos lugares se cuentan historias de toda clase y color. A veces extraordinarias y otras, mas comunes aunque presentadas de un modo extraordinario.

La realidad es otra y aun, si vivimos esas grandes aventuras, tambien las viviriamos de manera diferente a como fantaseamos.

A veces pienso que deberia dejar mi trabajo y hacer algo mas "importante". Yo siempre quise ser Arqueologa o Antropologa, quiza trabajar para una causa mas importante y descubrir grandes cosas.
Esa es parte de la fantasia. Ahora, la realidad es distinta.
En una epoca de mi vida estuve encaminada para estos lados y este camino es un camino con mucho sacrificio, no solo porque no abunda trabajo de arqueologa sino que para hacerlo debo alejarme de mi familia ya que los trabajos se dan en otros lados, ni en Capital Federal ni en Buenos Aires. Y ni hablar del nivel de estudio, que con mi falta de atencion, siempre se me hizo cuesta arriba.
La fantasia es muy atractiva pero una vez que se encuentra con la realidad deja de ser tan atractiva como uno lo imagina.
La realidad es que tengo un trabajo flexible y que disfruto de hacerlo, esta bien, no voy a descubrir algo increible, ni es una emocion, pero miro a mi viejo que se levanta todos los dias con 69 años para levantar cajones de soda, se lo ve arriba del camión contento, saludando a la gente por el barrio y pienso a veces la sencillez es realmente un don.

La vida del que sale siempre. Sabado a la noche. "Deberia salir, si no salgo soy un embole". La realidad es que cuando salgo, solo fantaseo con estar tranquila en mi casa, sin tener que pretender nada con nadie. Siempre fue asi, porque pretender ser otra cosa simplemente por la imagen que se impone desde afuera.



Tambien pasa con viajar, vivir otra vida en otra parte del mundo. Siempre luche contra esta fantasia que mucha gente que conozco tiene o tuvo.
Siempre pense que si uno no esta bien, no va a estar bien en ningun lugar, salvo que sea 2001 y no tengas otra opcion que irte para poder subsistir pero la idea que vivir en NY es mejor que en Buenos Aires, es mentira, es una fantasia estimulada por el marketing de las peliculas o las series. 

Tuve la experiencia de vivir en EEUU durante unos meses, luego pase por NY y aunque es una gran ciudad, interesantisima y volvería siempre no caigo en la fantasía que alla uno seria mas feliz que en su ciudad, con su gente, su familia, sus amigos, su cultura. Yo estuve ahi y aunque siempre soñe con eso no veia la hora de volver a lo mio con los mios.

Siempre tuve el concepto que el hogar no es un lugar fisico sino los afectos. Ese es el hogar.

Si esos afectos no conllevan grandes aventuras, serenatas o fuegos artificiales realmente no interesa, son condimentos innecesarios para que uno realmente pueda disfrutar de lo que tiene y ese es el verdadero desafio.

Cuando uno tiene lo que siempre quizo, en el plano emocional y afectivo, parcialmente en el plano material ya que uno siempre quiere mas con respecto a lo material, yo creo que hay que cuidarlo. Trabajar en no dejarse engañar por las trampas que la mente nos puede poner ante las estimulaciones de un mundo que vive a veces mas en el celular, en la compu, en twitter, en la tele que en la vida misma.

El laburo de vivir en un mundo como este, en el ambiente que por lo menos yo vivo, una clase media con posibilidades y con mucho acceso a entretenimiento o informacion, es justamente no dejarse envenenar por esos unicornios que no existen y que hagan que uno salga a buscarlos, perdiendo lo que realmente siempre quizo.

Por lo menos asi lo veo yo. :P

Catarsis OFF.