El desprestigio del periodismo

Ya lo dijo Ernestina Herrera de Noble, allá por el 2003 en su "Carta a los Lectores", la politica está desprestigiada. En los diarios salían análisis donde los periodistas politicos comentaban lo dificil que era para un politico salir a la calle y que no lo insulten, esto en su momento era analizado como una consecuencia del desmanejo de los politicos y la corrupción. La politica no estaba sirviendo para lo que decía que servía: Para mejorar la vida de todos.

Esto se escuchaba mucho luego de la crisis con De la Rua, luego de Menem la esperanza fue De la Rua (que mal estabamos!) y muchos pensamos que iba a cambiar el tema, pero no cambió, más bien, empeoró.

En un post mas viejo mío hablaba sobre un libro que estudié en la facultad, allá por el 2001 y en una parte analizaba el lugar que la politica le fue dejando a los medios de comunicación, decía así:
Los medios ofrecen lo que las instituciones ciudadanas parecerían no ofrecer: servicios, justicia, verdad, canales alternativos de participación. No hay tiempos burocráticos, la velocidad” y lo “transparente” se hacen presentes, a diferencia del tiempo institucional, juzgado lento y “opaco”.
La televisión escenifica la política acorde a sus reglas, modificando el carácter del espacio público. Por otra parte, produce una nueva mirada sobre la política. El proceso comunicativo donde se fija la agenda política constituye actores, genera expectativas y, por sobre todo, donde se erigen la legitimidad y reputaciones publicas, descansa mas y mas sobre el impacto instantáneo de ciertas imágenes.

(..)

Como se ve, los medios masivos de comunicación proporcionan una representación de la realidad. Los verdaderos objetivos de quienes producen imágenes se ocultan detrás de estructuras muy poco fáciles de descubrir. Cada imagen recibida nos transmite mensajes objetivos, construidos por seres humanos con ideas, valores enteramente subjetivos. La selección de estos mensajes audiovisuales no es neutral sino indicadora de los intereses de los productores. Por esta razón, la experiencia que adquirimos a traves de ellos nos aleja de la observación del hecho concreto. El espectador medio tiene cada vez menos posibilidades de conocer las cosas directamente y al mismo tiempo, pierde la posibilidad de ejercer control sobre la interpretación de la realidad que propone el emisor del mensaje.

(..)

“…estos medios electronicos quisieron irrumpir a las masas populares en la esfera publica fueron desplazando el desempeño ciudadano hacia las practicas de consumo”En esta frase se sintetiza aquello que mencionaba al inicio del articulo; nuestro modo de informarnos, de concebir y comprender nuestros derechos ciudadanos se ve trastocado hoy por la influencia de los medios en nuestra población, donde la realidad es una construcción mediática, un producto mas que el receptor acepta como verdad sin tener tampoco el conocimiento necesario para elaborar un pensamiento critico sobre ella.”

(..)

¿Es preferible “pensar” sin tener conocimiento critico, [...] “participar de una concepción del mundo “impuesta” mecánicamente por el ambiente externo, [...] o es mejor elaborar la propia concepción del mundo de manera conciente y critica, y, por lo mismo, [...] participar activamente en la elaboración de la historia del mundo, ser el guía de si mismo y no aceptar del exterior, pasiva y supinamente, la huella que se imprime sobre la propia personalidad?”

Ultimamente los medios de comunicación dominantes, que pretenden además mantener a cualquier preció dicha posición dominante sobre la subjetividad del espectador y por sobre todas las cosas, mantenerlo como espectador, estan hablando de "perodistas perseguidos", "periodismo de periodistas" y se indignan cuando escuchan que un ciudadano los increpa o los JUZGA.

Quiza es porque estan pasando por el mismo proceso que pasó la politica en su momento, se estan desprestigiando.

El argumento de: "Si no te gusta, cambia de canal" sería válido si simplemente realiza una opinión con la cual no estamos de acuerdo. Diferente, MUY diferente es cuando ya deja de mostrarse como una opinión para directamente mostrarse como LA VERDAD.

Nuestro poder como ciudadanos esta también en nuestra interpretación personal, cuando esta interpretación pasa a ser colonizada por un multimedio, le estamos transfiriendo de manera directa nuestro poder ciudadano a una empresa comercial, dicha empresa comercial va a utilizar nuestro poder ciudadano para conseguir mayor beneficio economico, y lo peor de todo es que no los podemos sacar, no los podemos "NO VOTAR", porque no son votados, no se eligen.

Por eso pienso que los medios de comunicación son hasta mucho mas peligrosos que los politicos y mucho mas poderosos, sobre todo en nuestro pais y en nuestra sociedad.

El otro dia escuchaba a Magdalena Ruiz Guiñazu con Anibal Fernandez. Dejó de ser una periodista para pasar a ser una señorona chismosa que practicamente repite con pasión el discurso hegemonico de esos medios dominantes. Quiza nunca fue una gran periodista, pero ahora se le nota mucho mas. El tema es que Magdalena se quejaba de que como se iban a realizar tribunales para juzgar a los periodistas, a lo que Anibal Fernandez le decía que eso era una acción politica y que no tenía validez jurídica, que lo debería analizar politicamente.

Porque Magdalena esta tan indignada? Que tiene de malo que los periodistas sean juzgados por su trabajo? No tengo derecho acaso a decir que manipulan la información? Que esconden lo que no quieren mostrar? Que no pueden ningunear tanto a un gran sector de la sociedad que quiere la Ley de Medios, que no es K sino que es Argentina y que fue aprobada por una gran mayoria?

Quiza, como decía Ernestina en su carta, yo le agregaría que el periodismo esta absolutamente desprestigiado y en BUENA HORA, porque es muy importante no solo cortar con el apoyo incondicional de los ciudadanos a los politicos sino cortar también con la ceguera informativa.

Esta es una prueba más de que el que esta desprestigiado es el periodismo, por culpa de gente como Magdalena, Bonelli, Maria Laura Santillan, Tenembaum:

1 comentario:

  1. Es un enfoque interesante. La política pasó por su etapa más negra cuando llegó a su mínima expresión (Menem fue la no-política, De la Rúa fue sólo honestismo fracasado). Y salió fortalecida. Lo cual no quiere decir que hayan dejado de existir los impresentables de siempre, sino que la política cobró la importancia que le corresponde.

    Ahora, les tocó a los periodistas y, si el paralelo se mantiene, el periodismo debería salir fortalecido de este trance.

    Y queda para el futuro -ojalá no tan lejano- el cuestionamiento a los jueces, que funcionan como una corporación de alquiler que a veces recuerda a Kafka.

    ResponderEliminar