Hitler fue un tipo honesto

A raiz de mi post anterior muchos me hablaron que Caparrós habia escrito sobre el "honestismo". Lo lei y la verdad que me encantó. El talento de algunos para poder pasar a palabras lo que piensan y con calidad, mas alla que no estuve de acuerdo con Caparrós en algunas opiniones pero de eso se trata también.

Dice:

–Me pueden decir que soy loca y muchas otras cosas, pero no pueden decir que robé
y que me enriquecí, que pacté, que me financiaron las empresas...

Dijo hace poco en este diario. El honestismo es la tristeza más insistente de la democracia argentina: la idea de que cualquier análisis debe basarse en la pregunta criminal: quiénes roban, quiénes no roban. Como si no pudiéramos pensar más allá, como si no se pudiera hacer honestamente una política para los ricos o una para todos, como si no hubiera líderes honestísimos nefastos, como si el señor Bush hubiera necesitado robar algo para armar el desastre que armó. El honestismo ya dejó su marca en la política argentina: fue la confusión que llevó al gobierno a aquella Alianza entre radicales y progres que terminó convocando al licenciado Cavallo. El honestismo no tiene línea política, lanza admoniciones; el honestismo es la resignación del debate político en aras de la encuesta judicial, pero hubo tiempos –que duran, supongo– en que algunos creyeron que el honestismo era de izquierda o, al menos, progresista –y se sumaron al partido de Carrió. Que, en aras de la política mediática, se los cargó. Porque la doctora Carrió es la encarnación contemporánea de ese personaje tan nuestro que es el político mediático: alguien que no tiene partido ni proyecto pero da bien en los programas periodísticos y critica con gracia y entonces junta una popularidad extraordinaria en un tiempo muy corto –y después la pierde en un tiempo aún menor, en cuanto tiene que hacer algo. Chacho Álvarez fue el ejemplo más visible, pero también hubo Graciela Fernández Meijide o Luis Miguel Zamora. Todo, por supuesto, con el debido tono tremebundo: la doctora es la mejor cultora de este arte argentino de devaluar palabras; si matar a dos personas es una masacre y un choque rutero una hecatombe, este gobierno puede ser una dictadura como la de Ceaucescu, sus integrantes dementes, su jefa la madrastra de Blancanieves y así de seguido. No se trata de pensar, analizar; el telepolítico debe adjetivar con hipérbole y sonora rimbombancia.

Me encontre hace un tiempito rememorando mis epocas de "Arista" y me di cuenta de eso. No puede cambiar alguien tanto, en tan poco tiempo y con tanto cinismo como Carrio hizo.

El de Carrio es un camino destructivo, no constructivo y es por eso que sube como cae. Esperemos que nunca termine en un puesto importante solo porque tiene rating.

Por otro lado lei lo de Alejandro Apo, que debo confesar que su eterno monologo poetico del futbol me cansa bastante pero no por eso no me cae simpatico, solo que me cansa.




Fuente: 2Papiros

Estoy absolutamente de acuerdo con Apo que ya ni se puede escuchar a Nelson Castro. El otro dia me puse a ver el programa de Nelson Castro y no es critica, es odio el que siente este hombre. Destila odio por los K y eso se lo acepto a mi papa que no tiene ninguna responsabilidad. Pero Nelson Castro deberia trabajar su parcialidad y objetividad en un medio de informacion. Ya se, lo que acabo de decir es una utopia ya que eso no existe pero el que tanto habla de rectitud, deberia empezar por el mismo.

Ahora, el POBRE de Nelson Castro consiguio trabajo en Radio "interferida por Moreno" Mitre que se apiado. Cual sera el sueldo de este buen señor? Si en Del Plata cobraba una bestialidad, imaginense en Mitre.

El nivel de intolerancia que escucho en la gente que esta en desacuerdo con las politica K nunca la vi en mis 29 años, que no son muchos tampoco.

Repito, no soy Kirchnerista, como mucho soy Cristinista pero lo que esta pasando a nivel sociedad y medios en nuestro pais no me llega a otra conclusion que si ni con los Militares, ni con Menem han hecho este escandalo es porque indefectiblemente estan tocando intereses que desconocemos.

3 comentarios:

  1. Creo que en la última línea de tu muy buen texto está la respuesta y la razón de la andanada mediática.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. No me termina de convencer el concepto de honestismo. Yo lo veo como una justificación al robo, por mas que le des vueltas al concepto y trates de llevar la discusión a un plano filosófico.

    ResponderEliminar
  3. No es una justificación del robo, aunque entiendo porque lo pensas así.
    La idea final es que no nos debe importar tanto cuanto dicen que son honestos. De la Rua hizo su campaña basandose 100% en la moralidad y la honestidad, despues nos fue como nos fue no solo por incompetencia sino que tampoco hubo esa honestidad de la cual tanto se habló.

    Entonces digo que nuestras decisiones de a quien votamos no tienen que estar signadas de "honestimos" sino mas bien, en primer lugar, de capacidad porque al fin y al cabo no sabes el nivel de honestidad que puede tener, no solo la persona que votas sino su entorno.

    Ponele, podemos decir que Binner es un tipo honesto porque nos da la impresión de tal. Pero en su gabinete puede tener a un tranfuga que le termina haciendo un hecho de corrupción, entonces mas alla que el sea honesto, su gobierno ya va estar manchado con un hecho de corrupción.

    Entonces, a mi en primer lugar me interesa si es capaz y que ideas tiene, es decir, si es un tipo que en la primera de cambio ajusta para el lado de los jubilados y los que menos tienen o si es un tipo que expande la economia. Despues me fijo que tan honesto es porque al fin y al cabo no lo se, no puedo decir que lo va a ser tampoco entonces porque me baso en algo que no se si va a cumplir.

    Y ahi te pongo otro ejemplo, Sabatella, ex-intendente de Moron. El hizo un trabajo transparente en Moron pero quiza si hablo con alguien de Moron me dice (me han dicho) "hay cada tranfuga en la intendencia". Y si, entonces no es honesto? Y bueno, no se. Pero a ver, mas alla de eso...que hizo en moron?

    Ahi va la cuestion del honestismo de Carrio. Una persona que simplemente corre con un arma abstracta que es "ser honesto", pero la verdad que si uno se pone a pensar hay muchas "honestidades". Podes ser honesto de no robar, pero mentiroso en sus convicciones, como lo ha sido ella todo este tiempo, por ejemplo. Donde paso de Lo Vuolo, un economista progresista de centroizquierda a Prat Gay un ex PJ Morgan de la centro derecha.
    Donde paso de Macaluse a Patricia Bullrich, un personaje al cual ella denuncio como traidora a la patria durante la epoca de la Alianza.
    Entonces, honestidad? Si, puede ser que no robe (aunque nadie sabe como hace para vacacionar en Punta del Este sin laburo) pero honestidad intelectual no tiene.

    Por ahi va el tema, no es tanto una justificacion del robo, sino mas bien un analisis de la ponderación del "honestismo" para elegir a alguien.

    ResponderEliminar