Descrubri qué no quiero ser...

No quiero ser Diputada.

Estoy viendo la sesion y la verdad que hay que tener un nivel absoluto de tolerancia y paciencia para escuchar a ciertos escrachos demagogos.

No te digo que justifico al "Atorranta" de Montoya, pero debe ser dificil escuchar a gente como Bullrich o tantos otros diciendo cosas que la verdad deberían esconder la cabeza abajo de la tierra por la verguenza.

Acabo de escuchar a una diputada criticar la excusa de "disminuir costos" (es decir, hacer diversas elecciones en un año es mas costoso) con que en un hospital no recepcionen a enfermos terminales por el costo.
O sea, una verdadera PAYASADA.

Felipe Solá casi poniendose a llorar en la bancada porque "la republica estaba siendo estafada" con frases grandilocuentes y absolutamente demagogas.

Muchos adjetivan en demasía, se les nota la bronca que tienen y no tienen verguenza en hablar de democracia e institucionalidad.

El que me dio una buena sorpresa fue Bonasso.

Sigo viendo...

4 comentarios:

  1. Igual, a las pocas horas Bonasso volvió a marcar distancia con una nota en Crítica.
    http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=20649

    El virus del "apoyo crítico" -o, "estoy al pedo y no sé de qué hablar"- hace estragos en el progresismo local. Siempre estamos de acuerdo, pero... importa más poner un "pero".
    Abrazo
    EM

    ResponderEliminar
  2. No me parece mal que marque diferencias si es que no esta de acuerdo, es su derecho.

    El problema es cuando son funcionales a las fuerzas que intentan cambiar todo, lo bueno inclusive.

    ResponderEliminar
  3. A mí tampoco me parece mal, pero me resulta curioso que una decisión objetivamente cuestionable le merezca apoyo irrestricto en la prensa y en el recinto
    (véase artículo en Crítica)
    http://criticadigital.com.ar/index.php?secc=nota&nid=20279&pagina=6

    ...y que dos días después salga a desmarcarse del "estilo político" y de las "formas", obviando en el camino que:
    a) no forma parte de un proyecto alternativo.
    b) no cuestiona el contenido.

    No podés pasar de un análisis "procesual", como decimos en Historia, que arranca con frases lapidarias del estilo "La convocatoria de la Presidenta para adelantar las elecciones es una medida legítima" -cosa que puede discutirse razonablemente, o no-, para, dos días después, salir a decir el disparate de que el gobierno tiene comportamientos cortesanos y que "Ante la carencia de proyecto, se proponen soluciones de cortísimo plazo".
    Algo en el medio falla, y no es la consecuencia, porque las soluciones de corto plazo, Bonasso las vota. En cuanto al proyecto, ni lo propone, ni lo construye.
    Un abrazo,
    EM

    ResponderEliminar
  4. Para graficar, a los dos días dice:
    "El Quincho de Olivos, devenido Trianón del poder bifronte, se ha convertido en el espacio predilecto de un estilo político que combina las inclinaciones dieciochescas de marqueses y marquesas con las sorpresas online del reality show. Es el gobierno como espectáculo [...] No sé muy bien qué puede entenderse hoy por “progresista”, pero estoy seguro de que no hay progreso alguno en un retorno a Versailles"

    http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=20649

    Bueno, veremos por qué lista se cuelga la próxima vez. Por la nuestra, no.

    ResponderEliminar